Amigos por siempre

El gato y el perro aceptaron tomarse una foto para su dueña. Ellos salieron muy bien en la foto, el único defecto que salió allí fueron los cachitos que le puso el gato al perro. Ojala que el perro no se de cuenta de esto o si no le dará una gran paliza al gato.

Deja un comentario