Durmiendo incómodo

Los gatos son como los hijos, crecen tan rápido que ni cuenta nos damos. La dueña de este gato sigue creyendo que él aún es un bebé, pero la verdad es otra.

Deja un comentario